¿Dónde está el trocito de mundo que me toca?

VOILÀ...C'ÉST ICI!

martes, junio 23, 2009

LEY DE VIDA.

Ayer estuve en el tanatorio. Es extraño, pero cuando uno entra en ese tipo de edificios puede sentir tantos sentimientos negativos a la vez: dolor, pena, culpa, desesperación, tristeza, agonía... Todos intentando mantener una fachada fuerte ante los demás. Personas pululando por allí buscando las salas en las que tendrán que dar el pésame o simplemente encontrarse con sus familiares para ahogar juntos el dolor.

En cuanto crucé el umbral de la puerta no pude reprimir un "déja vu" de cuando estuve en un sitio similar en Barcelona por mi abuelo y por mi tío. Me resultó extraño conocer mejor el tanatorio de allí que el de aquí. Además, me lamenté que supiera moverme con más soltura por el de allí, que conociera su capilla y como no, la sala en la que meten a los familiares cuando incineran el cuerpo.

Subí las escaleras para ir a la sala pensando en qué iba hacer o decir cuando me encontrara allí. O más bien, qué iba hacer dependiendo de lo que viera al llegar. Mientras me acercaba a la puerta iba reconociendo rostros familiares. Entonces reconocí a mi amigo allí sentado. Al verme se levantó y salió a saludarme antes de que pudiera entrar en aquella sala. Se fue hacia mi con una sonrisa en la cara. Le besé y le dije "lo siento". Él me volvió a mirar y volvió a sonreír. No sabía que más decirle. Sus hermanos se acercaron, todos con el semblante tranquilo. Los fui besando uno a uno (en total son ocho hermanos), ninguno tenía una gran tristeza en la cara: su padre por fin había descansado. Después de once años en una cama como un vegetal por fin había alcanzado su descanso...o más bien debería decir su familia había alcanzado el descanso porque él hacía once años que no decía nada, que no hacía nada, simplemente se dedicaba a respirar...

No dudo que era lo mejor, incluso, seguramente tendría que habernos dejado antes, hubiera sido menos sufrimiento. Por este motivo volví a recordar a mi tío, que murió antes de que empezará a sufrir de manera agónica una vez que el cáncer se expandió por todo su cuerpo. Sé que fue mejor que nos abandonara en ese punto pero aún así dolió mucho. También le ocurrió lo mismo a mi abuelo, murió justo antes de que la enfermedad que tenía lo dejara como un vegetal...aguantó lo suficiente para ver a su hijo que llegaba de Sevilla para verlo morir. Los médicos no se lo explicaban, pero el aguantó hasta que vio a su primogénito, después simplemente se fue. Sabíamos que eso era lo mejor, que a nosotros, de manera egoísta, al dejarnos entonces, nos ahorraba muchísimo sufrimiento, pero no por ello dejó de ser doloroso.

Cuando salí del tanatorio y me dirigí a mi casa mientras la pena seguía dentro de mí, no podía quitarme de la cabeza todos los sentimientos que me habían invadido y golpeado mientras me había encontrado allí. Por la noche se me saltaron las lágrimas porque comprendía que cuando llegara el momento yo estaría también allí viendo como la gente me daba el pésame porque mis padres nos habían abandonado...y una tristeza muy grande se apoderó de mi ser porque de un tiempo hacia aquí soy muy consciente de cómo ellos envejecen, de cómo esas personas que habían sido tan fuertes para mi se van debilitando y volviéndose más delicadas.


Es cuestión de tiempo....es ley de vida.

14 Comentarios:

At 23 de junio de 2009, 12:08, Blogger Rebeca said...

Uy Gabi, que triste te has puesto! cuando alguien nos abandona tendemos a reflexionar sobre el sentido de la vida: que es breve, el sufrimiento ¡11 años! ¡no quiero ni imaginar lo que ha pasado esa familia y como aunque suene egoista deben pensar que esto ha sido lo mejor, descansa él y descansan ellos, y al final uno se tiene que quedar con los mejores recuerdos que compartieron!

tienes razón, a medida que yo crezco, noto como mis padres ya no son los mismos, poquito a poco les van saliendo taras y resulta que siendo yo siempre la que fui cuidado me empieza a tocar cuidarlos a mí. como bien dices es ley de vida y ante esa ley inquebrantable no se puede hacer nada.

Besitos guapa! muchos ánimos y a sonreír!

 
At 23 de junio de 2009, 12:34, Blogger Arkangel said...

La vida es triste y es bella..es mejor no pensar en cosas malas..y disfrutar lo que podamos de quienes queremos y nos quieren, por que algún día no estarán o no estaremos nosotros.

 
At 23 de junio de 2009, 13:56, Blogger S. said...

Lo siento mucho.Sé que es difícil decirte en estos momentos algo que te pueda disolver el dolor.
Dicen que la vida es morirse lentamente,pero a algunos les llega muy pronto.
Aprovechar los instantes todos y cada uno que tenemos y convetirlos en buenos, es como se debe afrontar la vida.
muchos besos y ya sabes que me tienes para lo que necesites.

 
At 23 de junio de 2009, 14:33, Blogger El Sombrerero Loco said...

Pues si, total para estar como un vegetal, o para estar dependiendo de la familia durante años para todo, mucho mejor irse y el tiempo curará el dolor. Lo veo a diario en mi curro.
En fin, que le vamos a hacer.
Besitos, y pasate por mi blog que me tienes abandonao!!!

 
At 23 de junio de 2009, 15:16, Blogger Tati.- said...

Gabi!
Palabras de mi madre, si sabré!
""Es la ley de la vida... yo también en algún momento voy a irme""

Cómo afrontar semejante dolor??
No podemos 'prepararnos' para perder a nuestros seres queridos... yo de imaginarme siquiera perder a mis viejos.. por Dios! el pesar más profundo me invade.

El otro día mi mamá me decía:
"nosotros somos viejos.. tu casamiento va a ser una emoción muy grande..."
Y a mi me recorrió un escalofrío... sé que es cierto... ya lo hemos vivido con los casamientos de mis hermanos, pero en fin, tendremos que rezar para que nada pase.

Te mando muchos besos amiga!
Lo único que puedo decirte es que hay que disfrutar al máximo todos los momentos con las personas que amamos!!

:)

 
At 23 de junio de 2009, 16:54, Blogger Yandros said...

El ser humano nos diferenciamos de los animales en que somos conscientes de nuestra existencia (algunos animales como los delfines, los elefantes y los simios también parecen ser conscientes) y también por ser conscientes del paso del tiempo (aquí creo que somos únicos).
Nuestra mejor arma es a la vez nuestro peor enemigo. El poder planificar, pensar, razonar hace que también podamos angustiarnos con lo que nos espera en un futuro lejano.
Un abrazo Gabi, todos pasamos momentos así y no hay palabras para consolar.

 
At 23 de junio de 2009, 16:56, Blogger GABI said...

Pues sí REBECA, creo que me he puesto demasiado triste al escribirlo, pero recordando el día de ayer no es raro que me haya pasado.

Lo de los padres es muy desalentador, es duro ver como se van haciendo mayores...pero la vida es así.

Muchas gracias y besos para ti también! Ah! No te preocupes que no estoy triste sólo un poco filosófica.

 
At 23 de junio de 2009, 16:58, Blogger GABI said...

Si ARKANGEL, normalmente destierro todo lo malo de mi, todo lo que me produce tristeza y me hace mal. Pero esto no es un botón, y al menos, aunque sólo sea un día, uno no puede remediar sentirse así.

La verdad que creo que tiene que ser mucho más duro para unos padres perder a un hijo que a un hijo perder a unos padres. Porque en este último caso, y como digo, es ley de vida.

Besitos guapo!

 
At 23 de junio de 2009, 17:00, Blogger GABI said...

Muchas gracias S. Me resulta raro leerte tan seria...tu que eres un cascabelillo.

No en serio, estoy bien. Tal vez parece que estoy más triste de lo que en realidad estoy. No puedo negar que mientras lo escribía me sentía así, pero soy una persona muy positiva y alegre. Como tu bien dices, mejor disfrutar el momento que lamentarse por los rincones.

Muchos besos guapa!

 
At 23 de junio de 2009, 17:02, Blogger GABI said...

Ay MARTÍN.....no tengo perdón tienes razón....ahora mismo te visito....seguro que tus post me hacen reir....siempre lo hacen.

La verdad es que eso no era vida, ni para él ni para la familia.

Muchos besos guapo!

 
At 23 de junio de 2009, 17:04, Blogger GABI said...

Por supuesto TATI, eso hago, disfrutar al máximo de ellos. Tal vez esa sea otra de las cosas que me hace no terminar de dar el paso de la independencia: perderme momentos con ellos. Se que tendré que dejarlos pero a veces me da mucha pena.

Yo tampoco estoy preparada para perderlos, pero nadie lo está. Simplemente cuando llegue el momento habrá que superarlo y dejar que la vida siga su curso.

Muchos besos para ti también guapetona!

 
At 23 de junio de 2009, 17:07, Blogger GABI said...

YANDROS, yo no quiero angustiarme pero he tenido muy presente el paso del tiempo durante toda mi vida y eso en el fondo me ha dado miedo. Cuando a los 8 años los niños se acostaban y pensaban en sus tonterías y en el cole, yo a veces me ponía a pensar que había detrás de esto...¿y si no había nada? ¿y si solo había oscuridad? De verdad, he llegado a pensar esas cosas tan pequeña y eso me hacía llorar un montón (soy bastante rara lo reconozco).

En fin, la vida es como es, habrá que disfrutarla mientras estemos aquí y cuando se termine, ya descubriré si hay algo o no.

Besos guapo!

 
At 23 de junio de 2009, 17:26, Blogger eva said...

uy! chiki, q pena me da q tu tmb hayas sufrido un dolor así. Y entiendo lo q t pasa con los tanatorios. Mira, tengo 25 años y hasta el año pasado q se murio mi abuela en abril no habia entrado nunca en el de mi ciudad. Lo había evitado siempre porq sencillamente no había habido ninguna perdida cercana en mi familia. Y mira como son las cosas en el mismo año se fueron dos personas super importantes para mí, mi abuela, q m crió, y mi bisabuela, la madre de mi abuela, a la que siempre he tenido un cariño especial.
Dicen q una vez q entras en un sitio de esos ya no paras, y razón tienen. Este año, la abuela de mi chico, el abuelo de un amigo y el de mi cuñada... qt voy a decir más q tu no sepas.

En el caso de mi abuela fue repentino, pero en el de mi bisabuela no, llevaba muchos años en cama, y sabes q es lo mejor, pero no kieres, y te duele, y mucho.

Ten mucho ánimo!!!!!!

 
At 24 de junio de 2009, 9:13, Blogger GABI said...

Gracias EVA.

La verdad es que es un sitio muy deprimente...pero claro, la gente que está allí y los que vamos tampoco es que tengamos el ánimo para ir agitando maracas.

Muchos besos para ti también guapa!

P.D: Siento lo de tus pérdidas.

 

Publicar un comentario

<< Home