¿Dónde está el trocito de mundo que me toca?

VOILÀ...C'ÉST ICI!

martes, junio 02, 2009

SUEÑOS ROTOS.

Creo que nunca os he hablado de mi primo R. Para mí, es mi primo preferido. Él es mayor que yo aunque sólo nos llevamos tres años por lo que hemos salido muchas veces juntos en mi grupo de amigos. He de decir que mi primo R. no vive en Sevilla sino en Barcelona. Supongo que tampoco os he contado que casi toda mi familia vive en Cataluña. Pues sí. La familia de mi padre, que es la más grande ya que son seis hermanos, vive allí. Aunque todos mis tíos, mis abuelos y mi padre son sevillanos. Lo que ocurrió es que mis abuelos y mis tíos emigraron para tierras catalanas allá por finales de los 60 porque aquí, en Sevilla, no había mucho trabajo. Se fueron todos excepto mi padre que se quedo con mi madre ya que estaban casados. Esa fue otra gran sorpresa en mi vida, enterarme de que mi padre y mi madre se casaron con dieciocho y dieciséis años respectivamente, para que mi padre se pudiera quedar (ellos se conocían desde que mi madre tenía 13 años) ya que sino, se hubiera tenido que ir a Barcelona con mis abuelos (era el mayor) para trabajar y ayudar a mi abuelo a sacar la familia adelante.



En fin, como siempre, ya me he dispersado de lo que quería contar. Todo ello viene a que mi primo R. aún estando en Barcelona se ha pasado media vida en Sevilla. Desde que empezó el instituto se venía los tres meses de verano a pasarlos aquí, y cuando empezó a trabajar sus vacaciones siempre eran para venir a Sevilla, incluso hizo la mili aquí aunque por sus circunstancias personales le hubieran dado plaza en un cuartel que tenía muy cerca del piso de mis tíos allí en Barcelona. Ni que decir tiene, por tanto, el cariño que le tengo a este primo ya que he crecido con él, para mi es como un hermano.



Cuando R. empezó a trabajar lo hizo en la fábrica de coches de SEAT. Allí vivió años de bonanza pero llegaron malos tiempos e hicieron una reestructuración de la plantilla con lo cual se quedó en paro (de esto ya hace unos años). Me acuerdo que lo pasó francamente mal (no es una persona tan positiva como yo) y eso que precisamente en ese momento los dos estábamos en paro pensando qué hacer con nuestras vidas. Evidentemente, no tardó en encontrar trabajo. No obstante, al tiempo decidió montar una empresa de carpintería metálica con un compañero y le fue genial. Tenían mucho trabajo y fueron ampliando y comprando más máquinas. Realmente se veía muy feliz tanto profesionalmente como personalmente porque se echó novia (otro de los solteros de oro de la familia pillado, ya sólo quedo yo). Con la crisis el negocio ha decaído bastante pero seguían haciendo cosas con las cuales iban sobreviviendo hasta que llegaran tiempos mejores.



Ayer nos llamó mi tía, su madre y hermana de mi padre, habían entrado en la nave a robar y se lo habían llevado todo. Todas las máquinas y materiales (y esas máquinas costaban un dineral). Sólo les han dejado las paredes. Se han quedado sin nada, sin dinero, sin sueños. ¿Cómo ayudas a alguien que de un día para otro ve cómo han destrozado su vida sin posibilidad de recuperarse? ¿Cómo puedes intentar calmar a alguien que te habla en la distancia entrecortadamente? ¿Cómo puedo ayudar a mi "hermano" en este momento tan duro?

13 Comentarios:

At 2 de junio de 2009, 12:02, Blogger S. said...

Primen.
Qué difícil es eso.No lo sé,podrías probar con llamarlo a ver que tal está.Decirle que le apoyas.Las personas del sur son abiertas lo recibirá afectuosamente.
Qué cabrones los ladrones.

 
At 2 de junio de 2009, 12:16, Blogger Arkangel said...

El ser humano tiene una increible capacidad para sobreponerse a los avatares de la vida..pero para ello es necesario, sentirse querido, sentir la compañía de su entorno..lo que puedes hacer para ayudarle, es darle tu cariño, tu calor familiar y que vea que estas a su lado.

 
At 2 de junio de 2009, 12:39, Blogger S. said...

ainss Arkangel cuando se pone cariñoso,es un amor.

 
At 2 de junio de 2009, 15:27, Blogger eva said...

Pues no lo sé, la verdad es que es difícil decir palabras que no salen de dentro. Supongo que si al menos estuviera cerca de tí podrías estar con él o ayudarle a encauzar su vida, pero estando lejos todas las cosas se complican. Sólo espero que tenga mucha suerte y animo!

 
At 2 de junio de 2009, 16:23, Blogger Rebeca said...

Ay! es muy duro cuando algo que has levantado día a día con tu esfuerzo desaparece de la noche a la mañana, la rabia y la impotencia se apoderan de uno.
Pero seguro que tu primo tenía que tener un seguro ¿no? El disgusto nadie te lo quita, pero seguro que poco a poco puede ir colocando otra vez las cosas en sus sitio.
Y además teniendo primas como tú, que le animan, que le apoyan, aún en la distancia, las cosas resultan siempre más faciles.

 
At 2 de junio de 2009, 17:10, Blogger GABI said...

Bueno "S", la verdad es que mi familia siempre ha resaltado por ser muy positiva y enfrentarnos a la vida con la mejor de las sonrisas. También es verdad, aunque parezca raro, que somos los que estamos aquí en el sur los que mejor sobrellevamos los problemas. La familia por allí se suele derrumbar bastante pronto. No te veas la de viajes que nos hemos dado por tierras catalanas para acompañas a unos y a otros en la medida que podíamos. Pero en fin, al fin y al cabo para eso está la familia.

Besitos!

 
At 2 de junio de 2009, 17:12, Blogger GABI said...

ARKANGEL, nada más enterarme lo llamé, pero casi no podía hablar. Qué impotencia. Así que le dije que lo llamaría en unos días a ver si entonces podíamos hablar con más calma. No obstante, le dije que me tenía para lo que necesitara. Que podía contar conmigo. Que aunque estuvieramos lejos siempre estaría ahí. No se puede decir más, y otra vez la impotencia. ¡Qué rabia!

 
At 2 de junio de 2009, 17:14, Blogger GABI said...

La verdad es que la distancia, EVA, tampoco ayuda mucho en estas situaciones pero como lo que hay es lo que hay, le dije que contara conmigo para lo que fuera. Que aunque estuviera lejos contaba conmigo. No se que más puedo hacer aparte de intentar animarlo, aunque sea en la distancia.

Besitos!

 
At 2 de junio de 2009, 17:17, Blogger GABI said...

REBECA, lo peor es que muchas máquinas las compraron de segunda mano así que el seguro se las paga a precio de mercado, es decir, nada. Es como el que tiene un coche de 10 años, no es nuevo pero te lleva a todos sitios y te hace el apaño. Si tienes un accidente, aunque lo tengas a todo riesgo, el seguro sólo te paga precio de mercado, y con eso no te da para un coche nuevo.

En fin, tendré que animarle. Supongo que tendrá que buscar trabajo porque deudas tendrán que pagar, alquiler de la neve, prestamos....que pena...

Besitos guapa!

 
At 3 de junio de 2009, 14:51, Blogger Tati.- said...

Pucha!
Gabi! Tus últimas preguntas me han hecho saltar lágrimas!
Más con todo lo que lo querés a tu primo.. se nota eso!

Es muy difícil.... en circunstancias como esas un@ no sabe qué decir.. literalmente!
Seguramente tu primo no desea escuchar que todo se va a arreglar... es un facilismo creer eso cuando él sabe todo el sacrificio que le costó obtener lo que le han robado en un segundo.

Yo le diría:
"Simplemente no tengo palabras para decirte en este momento...
Siento como si me hubiera pasado a mí... tengo ganas de ir y encontrar a las personas que te robaron, pero prefiero quedarme cerquita tuyo (aún en la distancia) para ayudarte a obtener todo lo que perdiste"

No sé.. a mí me gustaría escuchar algo así si me pasara algo parecido (Dios no lo permita)

Besos Gabi!
Se nota que tenés una voluntad férrea! Transmitísela a tu primo!!

:)

 
At 3 de junio de 2009, 17:10, Blogger Yandros said...

Me ha dado mucha pena.
No puedes ayudarle GABI, ha de ser él el que sienta que no está solo y que alguien le escucha. Eso, en cierta forma, es ayuda aunque a nosotros nos sepa a poco.
Siempre les toca a pringar a los trabajadores de toda la vida, a los currantes, a los luchadores, mientras un manojo de aprovechados salen en las noticias con desfalcos, prevaricaiones y sonrisas de sobrados.
Hay que seguir adelante, y tú solo puedes ayudarle a ver que se está mejor andando que sentado en el agujero.
Un abrazo, para tí y para tu primo.

PD: Iba a decir lo del seguro pero Rebe se ha adelantado.
PD 2: COn S. he creado un monstruo

 
At 4 de junio de 2009, 9:09, Blogger GABI said...

Ay TATI, no quería hacerte llorar...las preguntas eran retóricas...son las que me hago desde la impotencia.

Evidentemente nada de lo que le diga lo va a aliviar...han destrozado su trabajo y, lo que es peor, sus ilusiones. Cuesta mucho trabajo recuperarse de la pérdida de ilusión...y de eso tengo yo bastante experiencia.

Simplemente le dije que yo estaba ahí, que contara conmigo para lo que quisiera. Me da pena no estar a su lado físicamente pero se que él sabe que aunque estemos lejos podemos contar el uno con el otro.

Muchos besos guapa!

 
At 4 de junio de 2009, 9:13, Blogger GABI said...

YANDROS ya se que realmente no puedo hacer nada...o al menos visiblemente no. Se que emocionalmente sí, simplemente haciéndole notar que estoy a su lado.

Es terrible escuchar a un hombre tan grande llorar, no porque sea hombre, sino porque se ve una persona tan fuerte....y escucharlo llorar como un niño....

Pero él sabe que estoy aquí, que mis padres están aquí (para él es como si fueran sus segundos padres) y que mis hermanos están aquí. Si hay algo que caracterice a mi familia es que cuando hace falta hacemos piña, desde dónde sea.

Gracias Yandros por tus ánimos, de verdad.

 

Publicar un comentario

<< Home