¿Dónde está el trocito de mundo que me toca?

VOILÀ...C'ÉST ICI!

miércoles, junio 25, 2008

SENSACIONES.

¿No os ha pasado alguna vez que cuando te presentan a alguien o estás próximo a una persona en el autobús o te cruzas a alguien por la calle de repente te viene una sensación de cómo es esa persona? ¿De cómo es su carácter? ¿Cómo es su personalidad? Para todos aquellos que piensen que me estoy volviendo loca o que estoy obsesionada con la serie "Entre fantasmas" (ni siquiera la veo) o que soy demasiado aficionada al programa de Iker Jiménez "Cuarto Milenio", deciros que nada de eso. Ni veo cosas raras ni auras ni "na de na" . Es como si de repente me viniera una sensación de un rasgo de su carácter o de su personalidad. Esto, a mi, no me gusta. Me explico. Estoy harta de luchar contracorriente para que a la gente no le pongan etiquetas y para que no me las pongan a mi, y resulta que a lo mejor me presentan a alguien y me viene de repente la sensación de que esa persona no es, por ejemplo, "trigo limpio". Entonces me digo a mi misma: "pero bueno, si lo acabas de conocer, ¿cómo le vas a poner la etiqueta tal o cual?". Y entonces me revelo contra mi misma negándome a creer que por esa simple percepción esa persona sea de esa manera. Lo desecho de mi mente y me niego a creerlo habiéndola conocido sólo hace minutos (lo reconozco, a veces, me monto yo sola unas grandes empanadas mentales).




Todo lo anterior está muy bien, pero entonces llega la otra cara de la moneda (porque todo tiene dos caras): resulta que hasta el día de hoy NUNCA me he equivocado con esas sensaciones o percepciones o cómo lo queráis llamar. Si me viene la sensación de "este no es trigo limpio", termina siendo así. También es cierto que me ha pasado en ciertas ocasiones, vamos que no soy un radar, ¿eh? Lo que ocurre es que sea lo que sea siempre, para bien o para mal, intento mostrarme como sino hubiera tenido esa sensación porque me niego a catalogar a alguien y mucho menos después de sólo haber conocido a esa persona durante cinco minutos. Así, que si resulta que esa persona no es trigo limpio, pues al final lo sufro igual que si no hubiera tenido esa sensación ya que espero a descubrirlo por el comportamiento que tiene esa persona conmigo. Aunque después, llega esa desagradable sensación de "si tu ya sabías que esto iba a ser así". No sabéis la de veces que me hubiera gustado equivocarme en estas sensaciones...




¿Y a cuenta de qué viene todo esto? Pues bien, se debe al "hombre siniestro" (sí es una etiqueta pero es que no se su nombre y ahora que lo pienso, tampoco quiero saberlo). Os cuento. La promotora en la que trabajo tiene sus oficinas en un piso. Es uno de estos edificios que tienen un patio interior y que se compone de varios bloques. Así que cuando sales por la puerta central (por la que tiene que salir todos los vecinos de todos los bloques) te puedes encontrar a quién sabe quién. A esto le sumamos que tenemos en el bloque del fondo a un grupo del Opus Dei. Que no se cómo se llaman los sitios esos en los que se juntan para vivir y compartir gastos, pero lo que ocurre es que entra y sale mucha gente por sus reuniones y demás. Son todos muy amables y educados (sólo hay hombres). Nos cruzamos y nos saludamos pero...pero hay uno que me da un mal rollo desde la primera vez que me lo crucé cuando vine a trabajar a esta empresa. Me lo encuentro y nos saludamos muy cortésmente los dos, muy educados nosotros, pero me manda unas ondas negativas alucinantes. Hubo un tiempo que me lo encontraba tanto al salir como al entrar. De forma que parecía que esperaba en la puerta de su bloque (porque menos mal que no estamos en el mismo) hasta que yo saliera o entrara del mio. Hubo otra temporada que parecía que nos poníamos de acuerdo a la hora de entrar yo a trabajar. Así que un día me harte y empecé a cambiar las horas de llegada: cinco minutos antes, siete, dos, en días distintos y así conseguí no encontrármelo todas las mañanas.


Pero hoy, hoy iba yo tan feliz a la puerta del portal cuando de repente se abre el portalón, yo a unos diez metros, y va y sale, me mira...y durante unos segundos su mirada se me clavó en los ojos y otra vez me dio un mal rollo...se me han vuelto a poner los vellos de punta. La verdad es que espero no saber nunca si me equivoco o acierto con este hombre. Simplemente, prefiero no encontrármelo.

15 Comentarios:

At 25 de junio de 2008, 11:19, Blogger josevillano77 said...

Los prejuicios,miedos,inseguridades, son inherentes al ser humano, y necesarios para la evolución.Eso es así desde que el hombre en la caverna tenía miedo "intuitivo" a las tormentas por ejemplo. Nos pasa a todos. A mí lo que mas me gusta de los prejuicios es equivocarme.Cuando piensas "est@ es gilipollas" y después me equivoco y me tengo que meter los prejuicios por donde el sol no brilla...Y otras,como tú dices "fichas" a alguien desde un principio, ves que no es trigo limpio,y estas hasta esperando que te haga esa trastada que te lo confirme.Los humanos somos así, que le vamos a hacer.Ufff...y en cuanto al OPUS, es una secta.Siento si se ofende algún lector,pero es así. Ayer mismo me contaban unos amigos las costumbres de una conocida residencia de estudiantes del OPUS sevillana, y me estaba "hirviendo la sangre".Además yo entré dentro varias veces durante una temporada para hacer una práctica de Construcción en la carrera y es como un campo de concentración.Y lo de aislarlos totalmente del contacto femenino,solo puede generar como mínimo amargados y gays (por lo de "a falta de pan"...),cuando no futuros hombres que no entienden a las mujeres, maltratadores y violadores.Lo diría cualquier estudiante de 1º de Psicología.Es una secta total.Yo soy creyente a mi manera,he estado en colegios de curas, y no practico, aunque respete a la iglesia.Pero cualquier religión que coarte la libertad de sus fieles,o exija sacrificios, QUE NO CUENTE CONMIGO.Así de claro.Cuidadito con los del OPUS niña...
¡Un besazo otra vez!

 
At 25 de junio de 2008, 11:37, Blogger GABI said...

Estoy contigo Jose, para mi también son una secta.
El caso es que a mi este hombre ya me dio malas vibraciones desde un principio. Después me enteré de que estaba en el otro bloque el Opus, y después supe que él pertenecía al Opus.
Todas las religiones en plan extremistas son unas sectas. Yo también creo, pero a mi manera.
Un beso!

 
At 25 de junio de 2008, 12:28, Blogger nawja said...

Dicen que "la cara es el espejo del alma"...

Y además de eso, aunque no lo creamos, todo el mundo vamos desprendiendo energías... y eso se percibe...

A mi cuando alguien me da mal rollo, por lo general no me equivoco...

Besicos!!

 
At 25 de junio de 2008, 17:33, Blogger GABI said...

Pues nada, entonces seré captadora de energías Nawja.
Pero tienes toda la razón, la gente que a primera hora te da mal rollo...es que luego se cumple.
Un beso y gracias por pasarte!

 
At 25 de junio de 2008, 18:13, Blogger josé javier said...

Gabi, Gabi, Gabi...
Quién sabe lo que el destino nos tiene preparados... Pídele la hora, fuego... rompe el hielo. Nunca se sabe..
Ya me contarás.
PD: Podría ser yo...

 
At 25 de junio de 2008, 19:45, Blogger GABI said...

J.J., no me digas que eres del Opus!!
Que va, ese hombre desprende energía negativa a raudales y yo no creo que tu des tan malas vibraciones.
De todas formas, seguiré informando.
Un beso!
P.D: Si transcurrido un tiempo no aparezco por ningún blog o no publico ya sabes...el "hombre siniestro" seguro que ha tenido algo que ver.

 
At 26 de junio de 2008, 0:20, Blogger josevillano77 said...

Que digo yo que si el "hombre siniestro" se pone muy "siniestro" también se le pueden dar dos patadas en los webs ¿no?,jajaja..

 
At 26 de junio de 2008, 0:48, Blogger josevillano77 said...

Digo que para desaparecer tú que desaparezca el,jejeje...

 
At 26 de junio de 2008, 9:42, Blogger GABI said...

Jajajaaj!!! Jose lo que me rio con tus comentarios. Que punto tienes!!
La verdad es que como soy la pequeña de tres hermanos y la única niña, mi hermano a los quince me explicó la llave que tu comentas, me dijo: "si se acerca uno más de la cuenta tu dale hay lo más fuerte que puedas". Las cosas de mi hermano.
Un beso!
P.D: Estoy totalmente de acuerdo, para desaparecer yo que desaparezca él.

 
At 26 de junio de 2008, 23:54, Blogger TALK TONIGHT said...

Jajaja..."el hombre siniestro", todo un apelativo!!!
En fin, soy una persona que confía bastante en su instinto a la hora de juzgar a la gente, pero...¿te has planteado que a veces por juzgar quizás estamos predispuestos para que acaben confirmándose nuestros recelos y prejuicios?...
De todas formas no creo que tenga nada que ver que sea del Opus Dei con que sea o no una persona clara, o de mejor o peor rollo.
No comparto la vivencia de la fe (de ninguna fe)en comunidades en austeridad y aislamiento con un camino basado en el sacrificio y sufrimiento, sobre todo porque la intransigencia(esa prima lejana)viene acompañada de su amiga la verdad absoluta para quedarse en esos foros (viva la ciencia y la razón... que no son incompatibles con la trascendencia!!!) ; pero sí es cierto que respeto sobremanera a cualquier persona que consiga tener lo suficientemente claro su camino como para escoger una opción de vida basada en la espiritualidad que da respuesta a sus necesidades, pues ya ha conseguido más que yo...sigh!
Me seguiré buscando en charlas, cafés, canciones y versos (y en alguna que otra cerveza...jijiji)
PD. Arriba España que nos merendamos a Alemania en la final
PD2. El plan patada en los cojones es un arma de destrucción masiva... sólo usar en caso de extrema necesidad, por aquello de no convertirlo en la "reina siniestra"...jijiji
PD3. Sí soy de Getafe...QUÉ GRANDE!!!
UN BESAZO!!!!

 
At 27 de junio de 2008, 9:19, Blogger GABI said...

Como ya digo en el post, Talk Tonight, no me gusta catalogar a la gente por la simple razón de que no me gusta que lo hagan conmigo (mi máxima: "no le hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran").
A mi no me da mal rollo este hombre por ser del Opus, ya me daba mal rollo antes de saber que lo era.
En cuanto a las creencias, todo llevado a los extremos, bajo mi punto de vista, es malo. Creo que cada cual debe creer lo que quiera. Todos no nos enfrentamos igual a la vida y a la muerte. Algunos necesitan algo en lo que creer para poder sobrellevar mejor su paso por aquí, por este motivo, pienso que cada cual crea lo que quiera siempre y cuando no condicione la vida de los demás con su creencias ni tampoco las imponga.
Te doy la razón en lo que dices sobre que a veces las sensaciones que tenemos sobre otras personas nos condicionan nuestro comportamiento a la hora de tratarlas. De ahí que yo haga un sobreesfuerzo por evitar eso. Y créeme, cuesta trabajo hacerlo.

¡Ah! para que se queden tranquilos todos los lectores masculinos. La famosa llave de la patada NUNCA, menos mal, la he tenido que poner en práctica por ahora; pero no respondo como el "hombre siniestro" se acerque más de la cuenta. Eso sí, sería mi última alternativa porque no soy una persona violenta.
Un beso!
P.D: ¡Viva España, que por fin ha llegado a la final! (aunque he de confesar que a mi no me gusta nada el fútbol y que ni siquiera vi ayer el partido).

 
At 27 de junio de 2008, 9:42, Blogger josevillano77 said...

En efecto esa llave es un arma que si cae "en malas manos" puede hacer estragos,jajaja.
¡Otro beso!

 
At 27 de junio de 2008, 12:16, Blogger GABI said...

Jajajaja!!
No sabía yo que al descubrir en el blog mi arma secreta de defensa se iba a armar tanto revuelo...jajajaj...chicos tened cuidado que es un arma de defensa muy extendida entre las chicas. Y no todas la usan como última opción...
Un beso Jose!
P.D. Si es que...como me rio con tus comentarios...eres un puntazo!!

 
At 2 de julio de 2008, 17:30, Blogger Tati said...

mmmmmmmmmmmmmmm

Cambiás de horarios y aún así te lo encontrás????

No será que quiere tener "algo" con vos????

Tu intuición no te dice eso?? Eh??

 
At 3 de julio de 2008, 8:10, Blogger GABI said...

Tati, ¿qué ese hombre quiere algo conmigo? Creeme que lo dudo. Los del Opus son muy suyos. Y si fuera ese el caso...ay...no quiero ni pensarlo. Ya te digo, desprende energía negativa por todos lados.
Quita quita...que se me ponen los vellos de punta.
Un beso!

 

Publicar un comentario

<< Home