¿Dónde está el trocito de mundo que me toca?

VOILÀ...C'ÉST ICI!

viernes, octubre 24, 2008

TIRAN LA PIEDRA Y ESCONDEN LA MANO.

Como ya he contado otras veces en otros post, trabajo de contable pero además tengo que llevar las cuentas de la comunidad de vecinos del bloque en el que trabajo. Todo ello, eso sí, por el mismo precio. ¿Llevar las cuentas es igual que contabilizar? Pues no, porque tengo que perseguir los morosos, aguantar las interminables conversaciones del Presidente y lidiar con la mujer de éste, que no es poco. Esto es debido a que mi maravilloso jefe aceptó ser Administrador, pero claro, eso supone que a mi me toca llevar las cuentas (que es una lata) y a mi compañero encargarse de la búsqueda de presupuestos, cambiar las bombillas del bloque, lidiar con al Presidente y con su mujer (al menos estos dos puntos lo compartimos). Eso sí, los dos por el mismo sueldo, que no mi jefe, puesto que la comunidad le paga 120 € al mes por ¿administrar?, que equivale a que se lleva el dinero por la cara porque no hace nada de nada.



Además de llevar las cuentas, en el módico precio inexistente que cobro por llevarlas también se incluye el asistir a las reuniones de los vecinos, eso sí, fuera del horario laboral, sin cobrar horas extras y llegando a mi casa a las tantas. Vamos, mi jefe es un encanto...(léase en tono irónico).



Pues bien, el otro día me tocó la tortura de la reunión de vecinos del bloque. Que si se agradeció que fuera poca gente (fueron cuatro gatos) no tanto que asistiera la mujer del Presidente (que digo yo que si viene el marido, ¿para que viene ella? con un representante de cada piso tenemos más que suficiente). Veamos aquí tengo que hacer un inciso porque he de describir a esta mujer para que os hagáis una idea del espécimen. Intentar imaginaros al ama de casa más marujona que podáis, ¿la tenéis? Bien, pues a eso le sumáis al mejor interrogador del KGB con maniobra de derribo y especialista en evitar que te escabullas. Seguid manteniendo la suma de las imágines, y terminad por sumarle a la persona más hipócrita que podáis llegar a imaginar y...voilà: ¡la mujer del Presidente! Os podría contar cómo nos interrogó en verano para averiguar dónde nos íbamos, con quien, en que fechas...vamos le faltó pedirnos las fotos cuando volvimos, pero eso otro día.



Volviendo al tema, la reunión se desarrolló con normalidad y bastante buen ambiente pero la, esto, llamemosla "la mujer que critica a todos pero ella no ha sido", empezó con sus pullitas desde el comienzo de la reunión. Que si los de tal piso hacen esto, que si los del otro hacen lo otro. Evidentemente no hablaba de ninguno que estuviera allí porque ella no es de las que dicen las cosas a la cara, ella es más bien de las que visten a la gente de limpio cuando no pueden defenderse porque no están presentes. Ya me la he encontrado más de una vez en la escalera despotricando de los del OPUS, pero, como había un representante de ellos en la reunión, pues no dijo nada de nada (pequeño inciso: el hombre siniestro no fue, mandaron a otro). En fin que llegamos ya al último punto de la reunión: ruegos y preguntas. Ahí cada uno se quejó de lo que quiso, vamos, todo chorradas, que nada era un verdadero problema, o al menos para mi no. Para mi un problema es que el bloque se caiga a pedazos, que haya que pintarlo y no haya dinero en la comunidad con la consecuencia de cuotas extras, pero no que alguien se ponga a limpiar los cristales del coche en el garaje. Pues sí, eso era uno de los grandes problemas. Aunque lo mejor fue la entrada de nuestra gran estrella: "la mujer que critica a todos pero ella no ha sido". Aparte de calentar los ánimos de la gente y ponerla guerrillera, hizo su propuesta: se quejó de la cantidad de gente que entra en el bloque sin control por culpa de la Asesoría (también hay una Asesoría que tiene un piso aquí y que trabaja con una famosa pizzería sevillana, lo cual conlleva que vengan muchos moteros y gente de otros países a firmar contratos de trabajo). Pues cómo hace un año nos robaron los adornos de las escaleras de los tres bloques que eran unas cuarenta y tres bolas, ya de camino le echó la culpa también a ellos. Se quejaba de que por culpa de la Asesoría, y ahora transcribo palabras textuales, "Entra mucho inmigrante. Hay mucho rumano por aquí. Seguramente ellos nos robaron las bolas. Hay que llamarle la atención a la Asesoría y que pongan algún tipo de control de la gente que entra. A saber con la pinta que tienen". Evidentemente mi jefe, mi compi y yo nos quedamos alucinados (se me olvidaba, a la imagen que teníais de ella teneis que añadirle xenófoba, racista y manipuladora). La muy "...." bien que no se queja de la cantidad de hombres que entran en el edificio por culpa de los del OPUS (si se queja, pero cuando no hay nadie del OPUS). Pero bueno, en un momento todo el mundo estuvo apoyándola. Mi jefe se quedó alucinado y al final se consiguió que todo quedara en una carta dirigida a la Asesoría y firmada por el presidente ya que mi jefe pasa de que le pongan la cara colorada, y con toda la razón, ante mayor estupidez. ¿Pero cómo van a controlar a quién abrir y a quién no sino conocen a los que van a venir a firmar?



Así que acabó la reunión y al día siguiente mi compi y yo ya tuvimos bastante material para reírnos toda la mañana. Es que "la mujer que critica a todos pero ella no ha sido" es totalmente surrealista. Como yo no quería que se me acumulara mucho trabajo, lo primero que hice fue hacer el acta de la reunión (no pensaríais que la iba hacer mi jefe, ¿no?), y claro, escribí todo lo que se dijo a excepción de lo de "los rumanos manga bolas" que me parece tan indignante y tan miserable que lo omití. La verdad es que dejé el punto bastante "light" y me centré en decir que la vecina del piso tal, es decir, "la mujer que critica a todos pero ella no ha sido" había expuesto que por culpa de la Asesoría había mucha gente en el edificio, que no llevaban ningún control y que se decidió mandarles una carta. Una vez hecha se la subí al Presidente para que la firmara para poder hacer copias y mandarla a los vecinos. Pues, a la media hora baja la susodicha y tenemos la siguiente conversación:


"La mujer que critica a todos pero ella no ha sido" (totalmente indignada): ¿Pero cómo habéis puesto en el acta que yo he sido la que he dicho lo de la Asesoría?".


Yo pensando: Miarma, si es lo que dijiste habrá que escribirlo.


"La mujer que critica a todos pero ella no ha sido": Vamos yo no me esperaba esto. Yo no esperaba que lo fuerais a escribir. ¿Y ahora que hago si me encuentro a los de la Asesoría? Cuando ellos lean esto, ¿a ver cómo los miro?


Yo pensando: Pues anda que si escribo lo de los rumanos.



"La mujer que critica a todos pero ella no ha sido": Vaya la que me ha liado mi marido. Que para que digo nada. Es que yo le dije que lo dijera él y como él no decía nada pues entonces por eso lo dije yo.


Yo pensando: Que calladita y sin calentar al personal está usted más guapa señora.



"La mujer que critica a todos pero ella no ha sido": Esto hay que arreglarlo. Tenéis que hacer un apaño, en mi lugar tenéis que poner a mi marido. Poner que el Presidente fue el que lo dijo, pero que él no se entere, que sino me la lía.



Yo pensado: Así me gusta señora, echándole mierda a los demás, como siempre, y en este caso a su propio marido. Usted no puede volver la cara pero él sí.


Y ya le dije: Mire tendré que hablarlo con el administrador pero yo no puedo tachar algo que ya está escrito en el libro de actas.



"La mujer que critica a todos pero ella no ha sido": Si no hablas tu, hablo yo con el administrador. Esto hay que apañarlo pero que mi nombre no salga. Vamos hacerme esto a mi.



Evidentemente, nada más cerrar la puerta mi compi y yo nos hartamos de reir. Nos dimos el gustazo de verla toda roja como un tomate. Tanto largar veneno y parecía que ahora le iba a tocar tragárselo. Pero os resumo la conclusión a la que se llegó después de la reunión mantenida con mi jefe para tratar este asunto: No se toca el acta, es decir, nosotros no tachamos nada. Si el Presidente quiere que haga una rectificación y que la firme.


Ahora queda lo peor: ¿quién es el guapo que sube a casa de "la mujer que critica a todos pero ella no ha sido" para decirle a su marido que si no quiere que aparezca su mujer en el acta él, por su cuenta y riesgo, tiene que hacer una rectificación y firmarla cuando ella no quería ni que él se enterara que tenía que modificarse?



Bajo mi punto de vista, se merece esta situación a ver si así deja de tirar tantas piedras y esconder tantas veces la mano.

17 Comentarios:

At 24 de octubre de 2008, 10:12, Blogger josevillano77 said...

Esas reuniones son un coñazo.La verdad es que en general,los vecinos son un coñazo.Y gente asi ni te cuento.En mi edificio somos cuatro vecinos, tres de los cuales de la familia de mi padre,nosotros y dos tíos mas, y una vecina ajena a la familia.Pues no veas tu el coñazo que son las reuniones de la comunidad...Luego dicen que la gente solo quiere vivir en adosaditos o en chalecitos, que si vamos hacia una sociedad mas egoista, que quiere vivir aislada...¡Pues normal!
En fin...paciencia y buen finde guapa.
¡Un besito!

 
At 24 de octubre de 2008, 10:23, Blogger muchojose said...

La verdad que estas reuniones reflejan que seguimos viviendo en la España profunda, por mucha evolución, hay coss que no cambian, te ha faltado poner a la señora que va a la reunión con su bata de guatiné y/o rulos (palabra que en mi escalera ha pasado). Lo mejor de todo es ver discutir a dos hombres por culpa de algo que se han dicho sus respectivas entre ellas, los pobres discuten aun sabiendo que es una chorrada.
Ahora ya sabes a lo que te expones cuando te vayas a tu pisisto...
Besitos

 
At 24 de octubre de 2008, 10:52, Blogger GABI said...

Ay, Jose, te doy la razón, pero es aún peeor si no tienen nada que ver contigo. Me explico. Si son las del bloque donde vivo, pues vale, pero ¿las del bloque en el que trabajo porque mi jefe fue de guay? Estas son una tortura.
Vamos, prefiero no recordarlo porque aún queda lio para rato.
Besitos guapo y que tengas también un buen finde!!

 
At 24 de octubre de 2008, 10:54, Blogger GABI said...

Muchojose, las de piso ya las he sufrido. Ya he tenido dos y la verdad es que no han sido muy malas (supongo que como todavía no nos conocemos). Creo que la cosa se animará más cuando ya estemos todos viviendo allí.
Buen finde guapo!

 
At 24 de octubre de 2008, 12:36, Blogger Rebeca said...

Si es que hay cada personaje por ahí suelto...A tu jefe ya le estás pidiendo un aumento que a eso se le llama explotación laboral y tortura psicológica (lo digo por lo de tener que asistir a reuniones de vecinos)!

 
At 24 de octubre de 2008, 12:56, Blogger GABI said...

Ay, Rebeca, lo de subir el sueldo...mmmmmm...a lo mejor en el país de Oz colaba pero lo que va a ser en Sevilla Capittal, va a ser que no. Todavía me dice muchas veces, no directamente sino dándolo a entender, que tengo mucha suerte con el trabajo que tengo y con lo que gano. Vamos, si supieras la de veces que me he mordido la lengua...aaaaainnnnssssss...algún día esto cambiará.
Muchos besos guapa!

 
At 24 de octubre de 2008, 20:29, Blogger Tati said...

Ay Gabi creo que vos y yo tenemos la misma suerrrrrte!!!!

Eso de trabajar horas extras y cero pagas!!

A mí me tocó en suerte arreglar tooooodo ya de 2 exposiciones que tomó parte la empresa... viajar y llegar a altas horas de la noche a mi casita.
Ahora hay una tercera pero le estoy "cuerpeando" como la mejor jajajaja.

Ahora, La vieja se lo tiene merecido... por chismosa, metida, xenófoba.. y por... sólo existir jajaja!!

Besote!!

pd: mmmmmmmm.... fijáte que ya me había olvidado del "hombre siniestro"... cómo anda eso??!!??

 
At 25 de octubre de 2008, 1:16, Blogger Alatriste said...

Vine a despedirme.

Fuiste una persona especial para mí en este mundo y qué menos que decirte adiós personalmente.

No me siento con fuerzas para seguir viviendo en el desván. Necesito una existencia real, más allá de paredes virtuales.

Abrí mi espacio en este universo con la esperanza de poder comenzar una nueva vida, de conocer a personas de carne y hueso que sustituyeran todo lo que se me arrebató.

Busqué amistad, conversación, cariño, comprensión, complicidad, incluso amor; pero en un entorno cercano, que ayudara a mitigar el inmenso dolor y la terrible soledad con la que he sido condenado.

Encontré personas maravillosas, tú eres una de ellas sin duda, pero también gente que terminó por darme la puntilla como se suele decir.

La distancia terminó por pudrirlo todo además, pues me hizo caer en la desesperación de ver que todo al final se quedaba en palabras.

Así que abandono. En esta vida si algo he aprendido es que no se puede decir de este agua no beberé, por lo que no sé lo que pasará en el futuro, pero a día de hoy, pienso que es el final de Alatriste.

Necesito encontrar un nuevo aire de una vez o si no, terminaré muriendo ahogado definitivamente. Estoy al borde del precipicio y es que me siento muy mal otra vez, casi como al principio cuando Nuria me dejó.

Muchas gracias por todo lo que compartiste conmigo y fue un privilegio tenerte al otro lado. Compartir lecturas y escritos con alguien de tu talento, fue de lo mejor que me ha pasado en la vida.

Te deseo lo mejor y que la vida te dé todo aquello que mereces.
Espero que te quede algo de mí y que puedas recordarme con una sonrisa. Yo no te olvidaré.

Nunca se me dieron bien las despedidas, así que lo siento. No sé qué más decirte. Me da mucha pena todo esto.

Un abrazo y hasta siempre.

Ramón/Alatriste.

 
At 25 de octubre de 2008, 18:21, Blogger josé javier said...

Querida GABI, lo que es verdad es que no os aburriréis en el trabajo, entre los del Opus, la asesoría y la mujer del presidente...

Ánimo y a seguir "aguantando"

PD: Hay una buena noticia en Céfiro del oeste. Un beso. J.J.

 
At 27 de octubre de 2008, 9:22, Blogger GABI said...

Hola Tati. Aquí en España lo normal es hacer horas extras sin contràprestación económica. al menos en las oficinas.

No te veas el alivio que me dio cuando vi que el hombre siniestro no estaba en la reunión. Aunque si te digo la verdad al que mandaron me cayó fatal porque ridiculizaba al Presidente (que será un hombre cotilla como la mujer pero es buena persona) y se aprovechaba de que es un hombre mayor. Tanto estudio, tanto OPUS y sin educación.

En fin, que a ver si no tenemos otra al mens hasta el año que viene porque lo que no he contado es que a mi jefe lo han vuelto a votar un año más (se ha vuelto a presentar). Claro, él no hace nada y se lleva el dinero, así cualquiera.

Voy a dejarlo que me enciendo.

Besitos guapa!

 
At 27 de octubre de 2008, 9:23, Blogger GABI said...

No J.J., el ánimo nunca lo pierdo sino a ver quien aguanta esto.
Besitos!

 
At 27 de octubre de 2008, 13:42, Blogger Talk Tonight said...

Buenas bonita!
Imagínate mi día a día en el curro como jefe de obra... sigh!
estamos haciendo la rehabilitación de 3 edificios en móstoles y son un total de 120 viviendas donde no dudes que cada propietario es un ingeniero y tú poco menos que gilipollas. Cada día guardo más de mil anécdotas a cual más peregrina, y sí las reuniones para las certificaciones son espectaculares...
De hecho tengo un vecino que a parte de insultar a tooooodo dios, es un ex-gris que se jacta de haber sido guardaespaldas de Blas Piñar. NO TE DIGO MÁS QUE TE LO DIGO TÓ.JUAS JUAS JUAS!!!!!!

 
At 27 de octubre de 2008, 14:29, Blogger GABI said...

Jajajajaj!!! Ay Cesitar, no me recuerdes las reuniones delas certificaciones de obra que vaya la que se armó con la liquidación de la última que entregamos. No se ponía de acuerdo ni el promotor (mi jefe), ni el de la constructora, ni el arquitecto técnico de la constructora con el de nuestra dirección facultativa ni con nuestro arquitecto...aaaaaaaaahhhhhh.....fue horrible. Y lo peor es que me tocó revisar a mi todas las certificaciones, con el proyecto de ejecución y con las facturas. Pero qué sabre yo de terminología constructiva. Y si yo no estaba allí, ¿cómo iba a saber que se hizo y qué no? Pues me tocó reunión con arquitecto técnico de la constructora, otra con nuestra dirección facultativa y otra entre mi jefe y el dueño de la constructora. De buenas ganas los hubiera mandado a todos a tomar viento...¡que yo sólo soy la contable!

En fin, que asco. Pero lo tuyo seguro que es peor.

Besitos guapo!!

 
At 30 de octubre de 2008, 12:44, Blogger Juan Luis said...

Hola Gabi.

Jajaja... Genial y revelador. La "señora" tiene miedo de recibir de su propia medicina. Consejos vendo, pero para mí no tengo.

Saludos.

 
At 30 de octubre de 2008, 13:16, Blogger GABI said...

Hola Juan Luis, no te imaginas lo que esta mujer puede llagar a ser. Si viviera en uno de los pueblos de la Andalucía profunda...ufff...eso sería "radio macuto" por lo menos.
Besitos!

 
At 4 de noviembre de 2008, 8:22, Blogger César said...

Aunque tarde, quería dejar mi huella...Me parece genial la forma como habéis llevado el tema y sobre todo la lección que la señora se ha llevado.

Hay muchas formas de decir las cosas, y ésta, me parece genial.

 
At 4 de noviembre de 2008, 9:51, Blogger GABI said...

ay César, no te imaginas la de mano izquierda que hay que tener en esas situaciones. Porque relamente la podíamos armar en el matrimonio porque al Presidente se le puso toda la cara colorada cuando bajó a hablar con nosotros de este tema. la verdad es que fue un mal trago.
Besitos!

 

Publicar un comentario

<< Home