¿Dónde está el trocito de mundo que me toca?

VOILÀ...C'ÉST ICI!

martes, octubre 21, 2008

¿INDEPENDENCIA?

Siempre me he considerado una persona independiente, que puedo con todo lo que la vida me ponga por delante. He salido de situaciones realmente comprometidas y he podido con bastantes desafíos laborales y personales, pero hay algo contra lo que no puedo luchar...LOS BICHOS. Sí, he de confesarlo, puedo con todo menos con un bicho.

Y ahora os preguntareis, ¿a qué viene esto de los bichos? Pues a un episodio "gracioso" que tuve el otro día en el trabajo. Ese día, mientras recogíamos en la oficina y cerrábamos todas las ventanas y apagábamos los ordenadores, fotocopiadora y demás, me encontré un bicho que era tan grande como un dinosaurio (sí soy exagerada, pero me lo tenéis que perdonar puesto que soy andaluza y además le tengo mucho miedo a estos animales). ¿Qué hice? Gritar. Sí ya se, muchos de los hombres que estéis leyendo ésto pensareis que como todas las mujeres, pues que conste que tengo amigas que son capaces de matar a un tiburón blanco, y son mujeres muy femeninas (alaaaaaaa, que exagerada). Pues eso, mi compañero vino corriendo preguntando: "¿Qué pasa? ¿Qué pasa?" Y cuando llegó le dije señalando la pared:"el bicho". Ni que decir tiene que se quedó mirándome como diciendo: "vaya con las mujeres que no pueden con un bichito" (sigo asegurando que el bichito era tela de grande). Así que cuando acabó con el susodicho y ya nos íbamos me dice: "¿Y tu te quieres independizar? ¿Qué vas hacer si te entra una cucaracha volando? ¿Y si te visita el hermano del Tiranosaurio Rex?"


Pues bien, esto me hizo pensar. Se que es una chorrada pero me hizo pensar cuando me vaya sola dentro de poco a mi piso. He descubierto que para todo el mundo ser independiente es poder hacerlo todo solo/a. ¡Ni que fuéramos seres invencibles que no necesitamos a nadie! Yo opino que hay que ser capaz de hacerlo todo por uno mismo, o al menos intentarlo, pero no por ello no dejarse ayudar o ayudar a los otros. Y no os imaginais la que me armaron las "conocidas-amigas" feministas que tengo. Pusieron el grito en el cielo cuando se lo conté: "¿qué no has podido matar un bichito? ¡ea! ¿Así cómo nos van a considerar iguales?". ¿Pero por qué siempre acabamos en el mismo punto? Es que no somos iguales (menudas discusiones tengo con esta cuestión). Somos iguales en cuanto legalidad y muchas más cosas pero fisiológicamente, por mucho que les pese, no lo somos.

Así que después de este episodio confieso que necesito a alguien que me mate los bichos. ¿Soy por ello menos independiente que antes? Yo creo que no. Es una de mis debilidades, todos las tenemos. Y sino, ¿es que ser independiente significa estar solo/a ante el peligro eternamente? ¿Tenemos que ser fuertes siempre? ¿Sólo podemos confiar en nosotros mismos? Esto a mi me resulta muy triste. Yo creo que cada cual tiene que ser capaz de "sacarse sus castañas del fuego" pero también creo que hay que compartir y apoyarte de vez en cuando en los demás. Seguramente hubiera podido matar al bicho yo sola (eso sí a una distancia prudencial y tirándole cosas desde lejos) pero, en el fondo, ¿es tan malo que mi compañero me ayudara y no me hiciera pasar por un mal rato? ¿Es tan malo que por un momento necesitara su ayuda y me dejara ayudar? Lo mismo me pasa con mis padres y mis hermanos. Todos somos capaces de hacerlo todo por nosotros mismos pero si está en nuestra mano ayudar, porque nos cueste menos trabajo que a la otra persona, lo hacemos. Aunque sepamos que ellos también pueden, pero como familia que somos nos ayudamos. ¿Es esto ser dependiente? Yo no lo creo.

Después de todo este rollo que he largado, he llegado a la conclusión (y toda feminista que lo lea le dará un síncope pero hay que ser realistas), de que el día de mañana, cuando encuentre pareja, una de sus virtudes tiene que ser el que pueda matar bichos (tengo amigos a los que les da el mismo pavor que a mi). Ni plancha, ni limpieza, ni cocinero, ni "na de na", yo necesito a alguien que me mate la cucaracha de turno y el Tiranosaurio Rex que aparezca de vez en cuando.

17 Comentarios:

At 21 de octubre de 2008, 12:09, Blogger Rebeca said...

La verdad es que no eres muy exigente ¿dónde quedó eso de estudias o trabajas? ya te veo a ti diciendo ¿pero, tú matas bichos?

A mí los bichos no me dan miedo, pero las serpientes y gusanos ¡aaahhh! se me eriza el pelo sólo de pensarlo. Cuando estuve de vacaciones en un país tropical me quería morir porqué había cosas de esas por todas partes y yo lagrimeaba a todas horas, esperando que alguien me rescatara de ese infierno ¡eso sí, aunque yo tampoco mate serpientes ni gusanos, independiente lo soy por igual!

 
At 21 de octubre de 2008, 12:30, Blogger GABI said...

Jajajaja!!! Hombre, si limpia, plancha y cocina, además, pues entonces es que es el hombre perfecto...jajajaja...me conformo con que sea un hombre normal, que me quiera y, sobre todo, que sepa matar bichos.
¿Te imaginas a los dos parapetados detrás del sofá del salón tirando objetos para matar a un bicho desde lejos? Yo sólo de pensarlo es que me da la risa...seríamos una pareja muy pintoresca... jajajajjaja.
Besitos!

 
At 21 de octubre de 2008, 13:05, Blogger josevillano77 said...

Respuesta de Bibiana Aído:
Este gobierno o gobierna plenamente comprometido o comprometida con la igualdad o el igualdad considera que deberías haber demostrado que estabas plenamente capacitada para combatir y dar muerte por ti misma,al bicho o bicha sin la ayuda paternalista de ningún hombre, y blablabla....

Respuesta de Jose:
A mi también me dan miedo, y soy un machoman(jajaja,menos lobos), y el primer ¡¡arrrrrggg!! siempre se me escapa cuando veo una cucaracha o una araña.Pero después entablo feroz batalla con el, y siempre consigo darle muerte. Hace poco tuve que demostrarlo con una cucaracha que sorprendí en mi pasillo.Salió corriendo hacia mí mostrandome sus fauces,pero de un certero zapatillazo acabé con su vida.
Desde que soy el hombre de la casa, soy entre otras cosas tambien, el matabichos oficial.
¡Un beso guapa!

 
At 21 de octubre de 2008, 17:03, Blogger GABI said...

Jajajaja!!! Jose que comentario más bueno...jajajaj!!!

Tienes elmismo grito que yo a la hora de ver un bicho...ves...como me entiendes.

Ya me gustaría ver a mi a la Ministra enfrentándose a una cucaracha.

En fin, no te preocupes que en mi casa el matador de bichos oficial es mi padre, cuando no está mi hermano mayor, cuando no está mi madre y sino, la lanzadora de objetos a larga distancia, es decir, la menda.

Besitos guapo!

 
At 21 de octubre de 2008, 17:11, Blogger Tati said...

Nena que me hiciste reir con tu post!!! Te imaginé parapetada tirándole cosas a diestra y siniestra al pobre bicho que quizás estaba más asustado que vos jajajajaa!!!!! (Esto si no hubiera estado tu compañerito salvador)

Increíble cómo algo tan simple como tu "terrrrrrible (?)" anécdota bichosa haya podido plantear este dilema entre la dependencia-independencia-codependencia.

No te preocupes... a mi me dicen lo mismo cuando planteo el tema de irme a vivir sola... apuntándome el hecho que "efectivamente y no es ningún secreto" no sé cocinar.
Nunca me gustó, no me gusta, ni nunca me gustará!!!!
Soy capaz hasta de ponerme a pegar ladrillos para hacer una pared.... pero no me pidas ni un platillo!!!!
Sí me encanta comerrrr.... aunque no soy una gourmet!!
Lo único que sé (y es mi único orgullo) es hacer un guisito que llamamos "de la familia" (que lleva de todo pero es muy sano) que es herencia de mi abuelita materna.... toooooodas las mujeres de la familia lo sabemos hacer... si no estás desheredada!!!! jajajaa.
Lo aprendí hace algunos años.. lo he hecho en varias oportunidades y con gran éxito... pero lo que me gusta de eso es que me "integra" al clan!
Bueno, pero me fui de tema...
Estemmmm.... estoy de acuerdo con lo que decís.... nada que sepamos o no sepamos hacer nos puede dar/quitar la independencia.
La autonomía que tenés gracias a tu propia experiencia te va a indicar qué hacer ante una visita bichosa....
A mí no me dan miedo los bichos... salgo a matarlos como si nada. Peeeeeero... lo que odio con todo mi corazón son... las ratas!!! Las detesto, bichote asqueroso puaj!!!
Los ratoncitos no me asustan pero las ratas!! Dios me libre y me guarde!

Y lo de buscar y/o encontrar un hombre mata-bichos!! Seeee... es una opción!!
Tengo que una anécdota que Ay Dios mío!! pero te la cuento en otro momento..

Bueno nena.. creo que me colgué!!
Este laaaargo comment me es poco, podría seguir jaja.

Besotes!

 
At 21 de octubre de 2008, 17:21, Blogger josevillano77 said...

¿Por cierto, que bicho era?

 
At 21 de octubre de 2008, 17:34, Blogger GABI said...

Jajajaja!!! Ay Tati, reirme yo con tu comentario. Para que veas como e algo tan insignificante a mi me surgen grandes dudas...si es que me gusta demasiado darle vueltas a la cabeza (uno de mis grandes problemas: pensar demasiado).

Hombre lo del hombre mata bichos es una opción pero sino pues ya me apuntaré a clases de tiro, de dardos o de jabalina, la cuestión es adquirir puntería para poder defenderme (joe ni que fuera a convertirme en Rambo).

Bueno que hay solución para todo. Lo único que ocurre es que lo de matarlo desde lejos bien peeeeeeeeeeeero, ¿quien recoge el cadáver? Porque me muero sólo de pensar que mis manitas tienen que cogerlo...aaaaaaaaaaggggggrrrrrrr...vamos, que necesito un maromo que mate bichos y los recoja sino tendré que usar la aspiradora (ves si al final tengo solución para todo...jajajajaj).

Muchos besos guapa!!

P.D.: No te preocupes por lo de cocinar que cuando la hambre aprieta todo lo que cocines estará bueniiiiiiiiiiiisimo.

 
At 21 de octubre de 2008, 17:38, Blogger GABI said...

Jose, al bicho no lo tengo identificado, aunque me recordaba a los que salen de la humedad que son los mismos que crian los libros si no los limpias a menudo pero del tamaño dinosaurio. Aunque también creo que tenia unas antenas...bueno no se con seguridad como era...mi cabeza no regia bien sólo pensaba en cómo salvarse de esa mostruosidad...el miedo me paralizó y sólo podía gritar...aaaaaayyyyyyyyy...que penita de mi.

 
At 21 de octubre de 2008, 18:55, Blogger Laura said...

Si vieras los lindos gusanos que se crían en el patio de mi cole...Los niños/as los cogen sin reparo pero a mí me dan un asquete que no veas. Y las cucarachas es que no puedo verlas.
Pero lo peor si un día llego a independizarme es que me da miedo estar sola de noche, así que lo tengo crudo.
Besos.

 
At 21 de octubre de 2008, 19:14, Blogger GABI said...

Yo Laura, lo de estar sola de noche lo llevo bien. Me he quedado muchas veces sola en mi casa y no me da miedo en absoluto...pero los bichos...ainnnnnsssssss...es que no puedo. Es superior a mis fuerzas.
En fin, me parece que tu para independizarte va a tener que ser con maromo...jejejeje.
Besitos!

 
At 21 de octubre de 2008, 21:30, Blogger Juan Luis said...

Hola Gabi.

Si comparamos tamaños -yo tampoco me creo que fuera grande como un dinosaurio- y capacidad pulmonar para emitir chillidos, seguro que el susto del pobre bichito fue mayor que el tuyo. Yo suelo conmutar la pena capital por el destierro. No los mates, mujer, que todos los bichitos tenemos derecho a disfrutar de la vida.

Saludos.

 
At 22 de octubre de 2008, 7:12, Blogger muchojose said...

Hasta que llegue ese prícipe mata-bichos, te aconsejo un spray de raid en cada habitación, así podras acabar con todo bicho que se preste entrar en tu casa, incluso aquellos que ocupen un lugar en la cama más de lo necesario, jejej
Besitos

 
At 22 de octubre de 2008, 9:11, Blogger GABI said...

Bueno, Juan Luis, ya he dicho que me teneis que perdonar un poco la exageración por ser andaluza, pero te puedo asegurar que era más grande de lo normal (reconocido por mi compi).
En cuanto a lo de desterrarlos, me parece bien, incluso más humano pero en ese caso bajo ningún concepto podría hacerlo yo, es más, para hacerlo reconozco que entonces sí que dependería de mi "hombre destierra bichos" porque algo que tengo muy claro es que no me acerco a ellos. Es algo que no puedo evitar.
En fin, gracias por la idea.
Besitos!

 
At 22 de octubre de 2008, 9:13, Blogger GABI said...

Muchojose, lo de los sprais está bien. Pero te tengo que decir que no espero al príncipe matabichos, me conformo con mi "churri matabichos", al fin y al cabo, yo tampoco soy una princesa.
Besitos!

 
At 22 de octubre de 2008, 10:40, Blogger * Anai * said...

Cómo te comprendo. A mí me aterrorizan las arañas. Si te cuento la que monté una vez en una cafetería porque una arañita diminuta se dirigía velozmente a mi croissant...! Mis dos acompañantes (hombres) no daban crédito. Pero no lo puedo remediar,es algo que me supera y paraliza, salvo que me someta a alguna técnica freudiana para eliminar mis fobias, pero no estoy mucho por la labor, eh, creo que no superaría el tratamiento de choque.
Ánimo y únete a la asociación de mujeres en apuros insectívoros.El alta es gratuita.
Un saludo.

 
At 22 de octubre de 2008, 17:25, Blogger josevillano77 said...

Gabi, ¿has visto el cartelito contra la pornografía infantil que he puesto en mi blog?. A ver si le haces un huequito en tu blog, que la causa lo merece.
¡Otro besito!

 
At 22 de octubre de 2008, 18:05, Blogger GABI said...

Buenas Anai, bienvenida al blog.
Yo es que tampoco puedo así que te tomo la palabra y me apunto a la "Asociación de Mujeres en Apuros Insectívoros"...a lo mejor todas juntas...podemos contra ellos (pero yo no me pongo la primera, eh?).
Besitos!

 

Publicar un comentario

<< Home