¿Dónde está el trocito de mundo que me toca?

VOILÀ...C'ÉST ICI!

viernes, noviembre 07, 2008

LA CARA B DE LAS ELECCIONES NORTEAMERICANAS.

El mismo día que los americanos elegían a quien iban a sentar en el despacho oval de la Casa Blanca, también se elegía en California la aprobación o no de la famosa "Proposición 8" la cual pedía modificar la Constitución del Estado para definir el matrimonio sólo como la unión entre hombre y mujer, lo que supondría derogar la decisión del Tribunal Superior de Justicia de California que legalizó el pasado mayo las uniones homosexuales. Hasta la fecha (a falta del recuento de los votos por correo) gana el sí; con lo cual, el matrimonio entre homosexuales pasaría a ser ilegal.

Yo es algo que no entiendo, la verdad. Veamos, estamos hablando de un contrato civil, ¿no? Pues entonces no entiendo el porqué no pueden casarse. Pienso que aquí no tiene nada que ver la religión. Me explico. Para mi la religión, sea la que sea, es como un club, o como una asociación, que tiene sus propias reglas, es decir, si quieres pertenecer al club de los católicos pues tendrás que seguir sus reglas (también tengo que decir que es una pena que los católicos sean tan tajantes puesto que me consta que hay muchos hosexuales católicos, al final van a perder muchos miembros del club), y si no estás de acuerdo con sus reglas, pues no seas católico. A lo mejor un Dios que cree que una persona homosexual es una aberración que se quemará en el infierno, no es preicsamente el Dios maravilloso que quiere a TODAS las criaturas de la tierra (pero claro, aqui cada cual que opine lo que quiera). Con ello vengo a decir, que me enrollo, que si un gobierno es aconfesional, ¿por qué no se pueden casar civilmente dos personas del mismo sexo? Veamos, el derecho y la legislación tiene que adaptarse a la sociedad y legislar los cambios que en esta se produzcan para reconocer y proteger a todos sus miembros. Así que si hay homosexuales que quieren casarse, habrá que darles cobertura. Dos personas mayores de edad que son conscientes de lo que hacen y que se aceptan y que se quieren, no creo que le hagan mal a nadie.

Y no nos tenemos que llevar a engaños. Tengo amigos homosexuales que han luchado por la unión aquí en España, pero no para casarse en plan locas nada más que se aprobara sino por el simple hecho de poder elegir. Sí, nosotros, los heterosexuales, no nos damos cuenta el poder que tenemos puesto que podemos elegir el casarnos o no. Hasta hace poco, los homosexuales no tenían esa opción. Ahora pueden elegir y eso aunque parezca una tontería es mucho. Además, si no les damos todos los derechos, ¿por qué deben tener todas las obligaciones? Cualquier homosexual que se viera discriminado en sus derechos, por ejemplo, no poder casarse, podría también pedir no tener que cumplir todas sus obligaciones con el Estado, por ejemplo, pagarle a Hacienda.

Con todo esto, lo que quiero es que lo penseis desde su punto de vista, que intenteis verlo con sus ojos: tienen todas las obligaciones como cualquier miembro de sociedad; sin embargo, por el simple hecho de ser homosexuales, no tienen todos los derechos.

Perdonarme pero esto lo he escrito por unos amigos con los que hablé hace poco y que me hicieron reflexionar mucho en el tema. Vosotros ya sabeis quienes sois.

18 Comentarios:

At 7 de noviembre de 2008, 12:49, Blogger El Sombrerero Loco said...

Hay tantas injusticias que solucionar, la ley de dependencia, que yo conozco gente que con el dinero se pasa el día de viaje en viaje porque de dependientes nada y luego otros que los ves en una silla de ruedas como vegetales desde hace años les dicen que no necesitan la ayuda, o simplemente los pasos para sillas de ruedas, las barreras arkitectonicas... en fin, tanto que hacer y tan poca voluntad... habrá que seguir luchando por todo... pero seguirá siendo una utopía mucho me temo.
Besos!

 
At 7 de noviembre de 2008, 14:47, Blogger GABI said...

Ay Sombrerero loco, desgraciadamente siempre habrá ciudadanos de primera y de segunda clase. Y, lamentablemente, los de segunda siempre son los más desfavorecidos.

Estoy totalmente de cuerdo, es una utopía, pero siempre hay que intentarlo.

Besos!

 
At 7 de noviembre de 2008, 17:31, Blogger * Anai * said...

¡Fenomenal! Un pasito hacia atrás en lugar de seguir avanzando. Si es que estos americanos son la monda, para unas cosas nos llevan cien años de ventaja y para otras retroceden hasta el pleistoceno. Cuando llegará el día en que dejemos de calificar a las personas según su condición sexual.
Cuánto trabajo queda por hacer...
Un besote.

 
At 8 de noviembre de 2008, 0:38, Blogger Alatriste said...

Estoy de acuerdo contigo. A mismas obligaciones, mismos derechos. La opción sexual de cada uno no debería separarnos y menos ante la ley. Un bonito gesto el tuyo al denunciarlo.
Gracias por tus ánimos, amiga.
A ver lo que pasa con este aprendiz de poeta.
Un beso muy fuerte y buen fin de semana.

 
At 8 de noviembre de 2008, 10:09, Blogger josevillano77 said...

Estoy de acuerdo rotundamente contigo.De hecho, ¿le restan algún derecho al resto de matrimonios, diríamos, convencionales?.
NO.
Pues ya está.
En lo que discrepo,mas que discrepar que me parece un "contrasentido semántico", es en que le llamen matrimonio,por que yo relaciono, y a lo mejor me equivoco,el matrimonio con lo cristiano.
Pero que le llamen como quieran ¡joé!, que no le restan derechos a nadie,no atentan contra la libertad de nadie.
¡Un beso guapa!

 
At 9 de noviembre de 2008, 12:41, Blogger Laura said...

Totalmente de acuerdo. Todos debemos tener los mismos derechos y los mismos deberes, y tener las mismas opciones de elegir.
Besos.

 
At 9 de noviembre de 2008, 13:09, Blogger Rebeca said...

A mi manera de ver son una família igual que la que constituye un hombre o mujer, porqué el concepto família no es cuestión de sexo sino de las relaciones que se establecen entre sus miembros.

Estoy un poco harta de la doble moral y de que se justifiquen injusticias por cosas tan tontas como la condición sexual o la raza.

 
At 10 de noviembre de 2008, 9:17, Blogger GABI said...

Ya ves Anai, parecen el país de la libertad sin límites y lo que tienen es una doble moralidad muy fuerte.
Me pregunto: si no hubiera una crisis mundial tan grande y que afectara tanto a EEUU, ¿hubieran elegido un presidente de color? ¿Hasta qué punto hubieran necesitado un cambio?
En fin, espero que haya solución a la propuesta 8.
¡Besitos guapa para ti y para Alba!

 
At 10 de noviembre de 2008, 9:18, Blogger GABI said...

Hola Alatriste, me alegro de que sigas al pie del cañón. No te desanimes, porfa.
En cuanto al tema, es que yo lo veo así de simple: si no tengo todos los derechos no debo de tener todas las obligaciones.
Besitos guapo!

 
At 10 de noviembre de 2008, 9:20, Blogger GABI said...

Jajajajaj!!! Jose, creo que en lo que nunca estaremos de acuerdo es en lo del nombre...En fin, que lo llamen como quieran pero que les dejen ser felices. Si no hacen daño a nadie, sólo quieren vivir su vida e intentar alcanzar la felicidad como cualquier persona. No piden más.
¡Besitos guapo!

 
At 10 de noviembre de 2008, 9:22, Blogger GABI said...

Laura, es que hasta que no hablé con estos amigos no me di cuenta de eso. La cuestión no era conseguirlo para casarse a saco. La cuestión era conseguir el derecho de elección. Sin eso, no tienes nada, porque gente ajena a ti es la que te marca el camino.
Mucho besos!

 
At 10 de noviembre de 2008, 9:24, Blogger GABI said...

Rebeca estoy totalmente de acuerdo contigo.
La familia se forma por la relación que se crea entre las personas que la forman, no por el sexo de esas personas.
Pero parece ser que la gente aún no es consciente de ello.
Besitos!

 
At 10 de noviembre de 2008, 13:53, Blogger Tati said...

Tengo amigos gays, pero confieso que nunca hemos hablado del tema.

Soy católica, pero descreo de algunas "leyes" impuestas por el Hombre de Iglesia (sacerdotes, etc) quien aduciendo que "es palabra de Dios" pretende impedir muchas veces el libre albedrío... uno de nuestros mayores dones otorgados por Dios al ser seres pensantes.

Cada quien debería poder expresarse de la forma que quiera... manteniendo el respeto mutuo y recordando que nuestra libertad termina cuando empieza la del otro... independientemente de su inclinación sexual.
En cuanto al nombre??? es lo de menos... acá está aprobada "la unión civil" con alcance en derechos bastante parecidos a los casamientos de heteros.... y el otro día me enteré que Buenos Aires "nuevamente" fue elegida como "LA CAPITAL DEL TURISMO GAY!!!" Acá son todos bienvenidos jeje!!!!

Pero en definitiva... hay que pensar en qué es lo que se discute realmente...
Por parte de las parejas, si hay AMOR la UNION DE AMBOS existe.. con papeles o sin papeles.
Esto es válido para los heterosexuales, homosexuales o bisexuales.
Por otra parte he escuchado que algunos gays piden el matrimonio para así tener el derecho al divorcio, lo cual me parece bien... aunque pienso (ojo que lo pienso para uniones de todo tipo... H-M, H-H, M-M) si te querés casar y ya estás pensando en el divorcio.... NO TE CASES jajaja!! No importa si te dejan o no.

Pero esa es otra discusión que la seguimos otro día porque este comment ya está muy largo!! jajaa

Besitos Gabi.

 
At 10 de noviembre de 2008, 17:39, Blogger GABI said...

Ay Tati, es que es un tema muy peliagudo.

Yo sólo quería que os parárais a pensar por un momento en lo que significa el tener "poder de elección". El poder decidir sobre todas las alternativas inimaginables y no sobre sólo unas pocas que son las que la sociedad ha decidido que son tus opciones. Es como si el resto del mundo tuviera todo el abanico para elegir y los homosexuales sólo una pequeña parte.

Nadie tiene derecho a decidir sobre la vida de los demás ni sobre la forma en que tienen que vivirla. Al menos, esta es mi opinión.

Besos guapa!

 
At 10 de noviembre de 2008, 20:03, Blogger josevillano77 said...

Por cierto,¿por que no matrimonios de tres o cuatro personas?,¿o si una peña Bética entera quisiera casarse?,¿por que no?

 
At 11 de noviembre de 2008, 9:31, Blogger GABI said...

Jose por mi cómo si se quiere casar un equipo de futbol entero. Si ellos quieren y les gustan las orgias...

 
At 12 de noviembre de 2008, 11:16, Blogger Juan Luis said...

Hola Gabi.

Mi opinión es que todo el mundo tiene derecho a ser feliz siempre que no perjudique a los demás. La verdad es que yo no comprendo por qué han de prohibir ese tipo de matrimonios, si además responde a una realidad social.

Estados Unidos es como es y es muy difícil que cambien. Me conformo con que no vaya a peor.

Un abrazo.

 
At 12 de noviembre de 2008, 14:10, Blogger GABI said...

A eso me refiero Juan Luis, mientras no le hagan daño a nadie tienen derecho a tener las mismas posibilidades que todos de ser feliz, de encontrar la felicidad. Ya normalemnte es compliado para que encima la sociedad te ponga más trabas.
Besitos!

 

Publicar un comentario

<< Home