¿Dónde está el trocito de mundo que me toca?

VOILÀ...C'ÉST ICI!

viernes, junio 22, 2007

EL MUNDO A TRAVÉS DE TUS OJOS.

Siempre me he considerado una persona bastante comprensiva. Cuando alguien me cuenta un problema o me comenta una situación que ha vivido, para entender a esa persona completamente intento ponerme en su lugar. Creo que es fácil dar a los demás consejos y ánimos desde la barrera, por eso, hace tiempo que cada vez que me piden mi opinión, primero, intento ver la realidad a través de los ojos de esa persona porque al final la realidad siempre es distinta dependiendo de los ojos que la miren.
Hace cuestión de un año más o menos, en un chat, conocí a una persona muy simpática y divertida. He de confesar que siempre he desconfiado de conocer gente de esta forma pero fue un día que la curiosidad me picó por saber exactamente qué era eso de los chats. De eso ya hace más de un año, y esa persona me parecio "tan buena gente" (como decimos por aquí) que intercambiamos correo y dirección de mesenger. La verdad que entre correos y alguna que otra charla por el mesenger hemos llegado a ser bastante amigos, y al año que llevamos manteniendo la relación de amistad me remito. Durante todo este tiempo nos hemos ido conociendo simplemente por lo que nos contábamos y por la típica foto que pones para hablar por el mesenger.
Uno de nuestros temas preferidos es el de la vivienda porque si algo tenemos en común es que a los dos nos ha tocado una vivienda en un sorteo de VPO y, además, los dos sin saberlo, la hemos elegido en el mismo barrio. De hecho, nuestros pisos se encuentran a tan sólo un bloque de distancia.
Pues bien, el otro dia decidimos por fin conocernos en persona después de este año de intercambios de correos electrónicos y charlas via mesenger. Dimos una vuelta por nuestros futuros pisos para ver la situación que tenían las obras. Sinceramente, es un gustazo poder compartir con alguien las mismas emociones que sientes tu al ver que te han puesto un ladrillo más o algo que hace una semana ni siquiera estaba. Antes de conocernos en persona ya sabíamos cada uno donde estaban nuestros pisos y por separado ibamos viendo el avance de cada uno mándandonos fotos de la situación en que se encontraban. En fin, es un encanto de niño.
Así que quedé bastante sorprendida del encuentro por lo ameno que se hizo y de por lo rápido que pasaron las horas (más de tres sin darme cuenta). Sin embargo, lo que más me impresionó fue la visión del mundo a través de sus ojos. Por raro que parezca o rebuscado, al hablar con él comprendí muchísimas cosas que no entendía, por lo pronto, hace tres meses. Ahora veo las cosas con mucha más claridad que entonces y tengo la segura certeza de que no fui yo la que tuvo miedo a enfrentarse a las situaciones que nos depara la vida. Ahora puedo mirar tranquila hacia atrás sin tener ese "¿y si no hubiera hecho lo suficiente?". Ahora se que lo que pasó tenía que pasar porque simplemente la única que apostó desde un principio por lo nuestro fui yo y no él, que simplemente se dejó llevar por mi ilusión y las ganas de que esto fuera algo especial. Ahora por fin puedo descansar a pesar de todas las llamadas del mundo que me quiera hacer y a pesar de todos los mensajes que me quiera mandar. Ahora ya no necesito ni muros ni cajas ni puertas cerradas...ahora simplemente tengo la confianza en mi misma de haberme comportado como mi corazón decía y de no ser yo la que se ha engañado durante tanto tiempo ni la que ha intentado engañar al otro siendo consciente de ello (porque él sabe que todas las mentiras que me dijo estaban totalmente planificadas y a los hechos me remito). Ahora todo tiene su punto y final. Ahora ya no hay nada más que hablar. Ahora ya no hay nada que pueda decir ni hacer para intentar hacerme pensar que la culpa era solo mia. No, fue de los dos: él por engañarme y yo por dejarme engañar. Ahora veo que la única diferencia entre los dos es que yo me puedo mirar ante el espejo todas las mañanas y, a lo mejor, él no.
Así que, a ti, mi querido futuro vecino, sólo decirte que GRACIAS por toda la tranquilidad que me has proporcionado, GRACIAS por toda la amistad que me has dado, GRACIAS por todo el apoyo que me has ofrecido sin saberlo (ya que tu no sabías nada de mi situación, ni siquiera de la existencia de este blog y de esta otra persona que tanto daño me ha hecho). Por todo, GRACIAS, MUCHAS GRACIAS Y MIL MILLONES DE GRACIAS. No tengo palabras suficientes para agradecerte todo lo que has hecho por mi. Sencillamente, agradecerte de todo corazón que, por unas horas, me emprestas TUS OJOS, TU MIRADA, TU REALIDAD.

2 Comentarios:

At 24 de junio de 2007, 15:57, Blogger Alvaro said...

Me alegra que hayas puesto punto y final a una situación pasada y que no deseas recordar, es lo mejor que se puede hacer.
Y también me alegro por ti que hayas conocido a tu futuro vecino y que te aporte tanta serenidad.
Un beso!

 
At 25 de junio de 2007, 9:33, Blogger GABI said...

Pues sí. Por fin!! Es un gustazo poder ya mirar atrás tranquilamente y hacia adelante con la cabeza bien alta.
Vaya lastre que le he quitado a mi vida...no puedes ni imaginártelo. Es como si flotara.
Un beso Álvaro y gracias!

 

Publicar un comentario

<< Home