¿Dónde está el trocito de mundo que me toca?

VOILÀ...C'ÉST ICI!

jueves, junio 28, 2007

POR FAVOR, ANTE TODO EDUCACIÓN.

No soy persona que me guste generalizar y clasificar a las personas por grupos. Quiero pensar que cada cual es como es. No me gusta poner a la gente etiquetas sencillamente porque no me gusta que la gente me etiquete a mi. Pues bien, no se si podría hacer lo mismo con los funcionarios. Sí, siempre dicen lo mismo de ellos y yo me resistía a creer que fueran todos así. Si todos los funcionarios fueran como nos los describen:¿Quién lleva entonces la Administración del Estado? ¿De la comunidad? ¿De la provincia? ¿Del ayuntamiento? Supongo que hasta el día de ayer fui inocente en este aspecto. Pero ya digo, me resisto a etiquetar a la gente por lo que me digan o por lo "generalemete aceptado".
Pues bien. El día de ayer en general fue bastante movidito porque una de mis mejores amigas esperaba el resultado del sorteo de VPO para conseguir un piso que pueda pagar. Ante todo decir que el sorteo se realizó a principios de mes, pero claro, ya empezamos con el tópico, es que un funcionario no puede hacer una lista de 100 personas (que era el número de viviendas que se sorteaban) en menos de 25 días. Después de la larga espera, con nervios por saber si a mi amiga le había tocado la lotería (porque realmente es como si te tocara la lotaría) ayer llegó el día, ayer después de 25 DÍAS DE ESPERA llegaba el momento en que colgaran la lista en internet en la página de la empresa "PÚBLICA" para el suelo en Andalucía.
Desde la mañana temprano no paramos de entrar en la página para ver si colgaban la famosa lista. Toda la mañana visitando la página esperando comprobar si mi amiga había tenido la gran suerte de que le tocara una vivienda. La mañana pasó y en la dichosa página no colgaban nada. Por la tarde cuando empecé a trabajar volví a visitar la página pero sin suerte, seguían sin colgar la dichosa lista. Mi amiga me llamó desde su trabajo y me contó que había llamado a la "Empresa Pública" y le habáin dicho que la lista ya estaba colgada que buscara bien. Así que mi amiga me dijo que por favor que mirara la página a ver si es que ella con los nervios no veía la dichosa lista. Le dije que yo también llevaba toda la tarde mirando la página y que la lista no estaba pero aún así volví a meterme con ella al teléfono y le fui diciendo todo lo que veía pero de la LISTA nada de nada. Por tanto, le pedi que me diera el número de teléfono para yo preguntar en la "empresa Pública" dónde habían colgado la lista. Así que despues de prometerle a mi amiga que tras hablar con ellos la llamaría, marqué el número de teléfono y tuve la siguiente conversación con la "encantadora funcionaria" que tuve "la suerte" de que me cogiera el teléfono:
[[Por supuesto que el teléfono me lo cogieron después de que sonara por lo menos 15 veces]]
Yo (escucho como me descuelgan el teléfono por fin): Buenas tardes.
La funcionaria "simpática" (que me dice a empujones y en plan borde): Buenas tardes, te he cogido el teléfono pero que sepas que no trabajo por las tardes.
[[Al escuchar esto no puedo nada más que pensar, cayendo otra vez en el tópico, si vamos tú funcionaria no trabajas por las tardes y ¿me coges el teléfono? Vamos me puedo morir al otro lado esperando que lo cojas. Por supuesto, de fondo escucho jaleo, risas y charloteo]]
Yo: Perdone, me gustaria saber dónde han publicado la lista del resultado del sorteo de las 100 viviendas. He estado mirando en la página y no la encuentro.
La funcionaria "simpática": Pues la lista ya está colgada en la página.
Yo: Le importaría decirme dónde. Es que estoy harta de buscar en la página y no la encuentro.
La funcionaria "simpática": Vamos, yo no tendría que estar ni contestándote porque yo no trabajo por las tardes [[vuelvo a pensar que esta tía me está vacilando]]. Ya te digo que está en la página web nuestra.
Yo (que mientras hablo con la "maravillosa fuancionaria" tengo la página web abierta y en el sorteo que es, vamos que estoy preparada para encontrar visulamente donde está la dichosa lista): Disculpe, pero tengo ahora mismo la página abierta y la estoy mirando y no encuentro la lista del sorteo.
La funcionaria "simpática": ¿Pero tu te has metido en ofertas de viviendas, concursos, concurso 100 viviendas sorteo parque del Alamillo?
Yo: Sí señora. De hecho, ya le digo, que tengo abierta ahora mismo la página y la lista del sorteo no aparece por ningún lado.
La funcionaria "simpatica" (que empieza a subir el tono de voz y empieza a ponerse más borde y más chula si cabe): ¡Eso no puede ser! ¡Porque la lista ya está colgada en la página!
Yo (en plan tranquilo y autocontrolándome para no soltarle una fresca, porque al menos que se notara quien tenía educación de las dos): Señora, ya le he dicho que estoy mirando la página y la lista no sale. Sólo aparece la lista de los admitidos al sorteo, la lista de los excluidos en el sorteo y la lista definitiva de la gente que participa en el sorteo.
La funcionaria "simpatica" (con tono más chulesco si cabe): Pues precisamente está debajo de la lista definitiva de la gente que participa en el sorteo. Y se que aparece porque me he ido fuera de la empresa y he probado desde un ordenador de afuera [[¿En? ¿Una funcionaria que se toma la preocupación de salir fuera aprobar si se puede ver la lista? ¿No será que ha llamado más gente como yo y en realidad la lista no está colgada?]].
Yo (con un tono aparentemente tranquilo pero que me estaba entrando unas ganas de mandarla a coger coquinas...): Veamos señora. Estoy en la página y la lista no aparece. Me parece que el informático de turno no ha colgado bien la lista.
La funcionaria "simpatica" (ya casi chillandome y con todo el tono despreciativo que podía): ¡Ya te he dicho que está colgada en la página! ¡Si no la ves no es mi problema! ¡El informático la ha colgado bien! ¡Yo no tengo porque estár contestándote ahora porque no estoy trabajando! ¡Esperáte a mañana a partir de las ocho que es cuando trabajamos!
Yo (mordiendome la lengua y haciendo un sobresfuerzo por hablar con tranquilidad y respeto dejando bien claro cuál de las dos no es una verdulera): Muy bien señora, gracias por nada. Quiero que sepa que no me ha ayudado en nada. Buenas tardes.
Ni que decir tiene que la tia me puso de una mala leche durante toda la tarde que parecía que iba a explotar. Tanto trabajo le costaba decir: "Disculpa pero es que la lista no se ha podido colgar hoy por un fallo en los ordenadores"; aunque sea mentira, pero queda más fino que insultar la inteligencia de la gente que llama para informarse.
No entiendo porque se puso así. Supongo que no fui la única que llamó. Lo que sí está claro es que "SÍ TRABAJAS POR LA TARDE" porque sino, ¿que hacías allí cogiendo el teléfono? Es que lo que no entiendo es cómo se puede llegar a ser tan desagradable con alguien que no conoces de nada. Si debería de ser una de las personas más felices sobre la faz de la tierra. Con lo bien que viven y sobre todo, la calidad de vida que tienen. No lo comprendo, de veras.
De todas formas, prefiero pensar que no todos los funcionarios son así, aunque me llega de muchos lados que más de uno de mis amigos se han encontrado con un especímen de estos, porque esa mujer no era ni una persona, eso me quedó claro. Prefiero pensar que hemos tenido la mala suerte de encontrarnos con las pocas personas desagradables que han tenido la suerte de hacerse funcionarios. Lo malo es que estos crian la fama y pringan a los demás.
Ni que decir tiene que las listas han aparecido esta mañana en la página y que, lamentablemente, a mi amiga no le ha tocado la VPO.

8 Comentarios:

At 28 de junio de 2007, 14:52, Blogger Aristófanes said...

Lástima lo de tu amiga, habrá que seguir probando...

Los funcionarios...yo diría que tienen un gen especial, porque si no es difícil de entender. Vale, no habría que generalizar, ya lo dices tú...pero yo estoy en contacto con muchos y eso del funcionario trabajador escasea mucho. Supongo que será porque es un trabajo poco gratificante o algo de eso, no lo sé, o igual es que los que son buenos trabajadores no están de cara al público...

Así que ya sabes, la próxima vez nada de telefóno...te acercas en persona, con buenas maneras (que mira que tuviste aguante con la conversación, ¿eh?) y con una buena escopeta, a ver qué tal funciona.
Y sobretodo, no dejes que te estresen demasiado!

 
At 28 de junio de 2007, 18:33, Blogger GABI said...

Muchas gracias por los ánimos Aristófanes!
No te preocupes que no pueden conmigo, ya me he enfrentado a huesos más duros de roer. Trabajando en una promotora una ya se curte ante toda clase de gente que te puedes encontrar. Ya estoy entrenada en ser siempre educada me digan lo que me digan porque lo que queda claro es que dos no se pelean si uno no quiere.
Gracias por tu comentario.
Un beso!

 
At 28 de junio de 2007, 21:30, Blogger TALK TONIGHT said...

Devuelvo lleno de ilusión la visita, muchas gracias!!!
La verdad es que no he podido sino sonreírme con el tema del post, me ha gustado tu blog a modo de diario emocional,jeje.
Lo dicho, eres bienvenida siempre que quieras, que por mi parte te iré visitando a ver que tal tus evoluciones con la Vpo, y tus crisis afectivas...
Un besazo...Cesitar

 
At 29 de junio de 2007, 9:26, Blogger GABI said...

Muchas gracias por visitarme.
Yo también agradezco los comentarios y las visitas.
Pásate siempre que quieras y comenta todo cuanto quieras.
Yo también seguiré visitándote.
Un beso, Cesitar!

 
At 29 de junio de 2007, 10:05, Blogger Wilde said...

Por desgracia si todos los funcionarios son así, y es cierto, no trabajan por las tardes, pero como no suelen tener el trabajo al día, supongo que estaria haciendo horas para recuperar los cafés y paseos de la mañana.

Es un vergüenza, y encima te tratan como si te estuvieran haciendo un favor.

A mí si que me encantao tu blog, plas plas plas

bicos!

 
At 29 de junio de 2007, 11:05, Blogger GABI said...

Muchas gracias Wilde por tu comentario. Pero ya te digo que el gusto es mutuo, a mi tamibién me gusta mucho tu blog.

Lo de los funcionarios he de decirte que en algunos puestos sí se trabaja por las tardes aunque sea una vez a la semana y precisamente de cara al público. Por lo tanto, creo que a esta "simpática funcionaria" sí le tocaba trabajar el otro día por la tarde, lo único que ocurre es que lo hace a empujones. No se da cuenta que cuando trata a la gente así la gente no piensa: "vaya la Junta de Andalucía lo desagradable que es" sino "vaya funcionaria mal educada que han puesto de cara al público".

Un beso!

 
At 3 de julio de 2007, 22:25, Blogger Javi said...

¡Vaya!

Para funcionarios, los de la Secretaría de mi Escuela: abren la oficina de 11.30 a 13h todos los días; el resto del día se lo pasan cambiándose los salvapantallas del ordenador y cotilleando...

Sin embargo, si les llamas a cualquier hora del día para preguntarles algo suelen atenderte bastante bien.

Ni que decir que la funcionaria esa era una gilipollas.

Qué le vamos a hacer.

Un beso!

 
At 4 de julio de 2007, 8:25, Blogger GABI said...

Bueno Javi, la verdad es que me quede con unas ganas de estrangularla...vamos que menos mal que no fui a la ventanilla a preguntar.
En mi facultad era más fuerte, había 8 ventanillas y sólo habrían dos. Y a las 12:30 daban número a los que estuvieran en la cola y como mucho 20 nada más.
Pero bueno, que le vamos a hacer.
Un beso!

 

Publicar un comentario

<< Home